Share

El escritor reflexionó en “Radiorevista” sobre el film “Querida voy a comprar cigarrillos y vuelvo” que se basó el texto literario de su autoría. “La dupla Cohn- Duprat fueron las personas que me descubrieron para las artes audiovisuales”, recordó el narrador.

Here is the Music Player. You need to installl flash player to show this cool thing!

Los realizadores Mariano Cohn y Gastón Duprat estrenaron hace un par de semanas, en los cines de Buenos Aires, el film “Querida voy a comprar cigarrillos y vuelvo”, basada en un cuento de Alberto Laiseca. Los directores aseguraron que esta película le rinde homenaje al universo literario del escritor rosarino.

 

El filme protagonizado por Emilio Disi, Darío Lopilato y el español Eusebio Poncela transcurre en múltiples épocas y países y cuenta la historia de Ernesto (Disi), un agente inmobiliario que a través de un pacto con una persona con poderes sobrenaturales (Poncela) tiene la posibilidad de viajar a su propio pasado y vivir de nuevo su juventud.

La historia, formulada en clave de comedia dramática, que combina el humor, la tragedia y lo fantástico con un lenguaje crudo, contiene escenas filmadas en distintas ciudades de Marruecos y en Francia y cuenta con la presencia del escritor Laiseca, quien oficia como narrador.

_ Nos gustaría que nos cuente como nació la relación con la dupla de directores Cohn-Duprat.

_ Mi relación ellos es muy buena. Ellos me descubrieron para las artes audiovisuales. Una vez se presentaron en mi casa y me propusieron hacer un programa de televisión en el cuál yo iba a relatar cuentos de terror. Yo acepté la propuesta y filmamos un programa piloto en mi casa. Recuerdo que yo relaté “La pata de mono”, un cuento de W.W. Jacob. Al gerente de ISAT le gustó mucho esta idea y estuvimos haciendo este programa durante 3 años, en ese canal.

_ Yo pienso que aquel programa dejó una hoja en el libro de la historia de la televisión Argentina.

_ La verdad es que fue un buen programa de TV. A mi me gustaba mucho porque incentivaba la lectura en los niños. Es muy bueno que los niños se interesen en los cuentos de Edgar Allan Poe. Creo que es lo que nos está faltando ahora: gente que lea.

_Este programa de TV significó el primer trabajo de usted con la dupla Cohn-Duprat. Luego, esta experiencia continuó en el cine.

_Es verdad. El primer trabajo en cine fue el film “El artista”, en el cual me desempeñé como actor. Y ahora, estamos estrenando el segundo trabajo en cine. “Querida voy a comprar cigarrillos y vuelvo” es una película que a mí me gusta mucho. Si bien esta obra está basada en un cuento mío, cuando se realizó el guión el texto literario sufrió modificaciones..Mi cuento era muy direccional y el guión es más amplio. Yo colaboré con el guión. A mí me gusta más como quedó la película que mi propio cuento. Quiero resaltar el trabajo de los actores en la película porque están extraordinarios. Emilio Disi hace un trabajo maravilloso. Cuando lo vean, no lo van a conocer. También, es muy interesante el trabajo del español Eusebio Poncela.

_ A Poncela uno lo tiene muy visto en papeles comprometidos. El que sorprende es Emilio Disi. Por lo que se puede ver en el trailer, está muy bien.

_ Emilio Disi es un actorazo. Como decía Oscar Wilde, cuando un hombre es un artista puede hacerle todo. Está claro que en su carrera Emilio Disi hizo de todo. También, hay un niño que trabaja muy bien. Es sorprendente el papel que hace este nene de 9 años.

_ Podría detallarnos algunas de las diferencias que hay entre su cuento y la película.

_ En mi cuento, el tipo está muy enamorado de su esposa, con la cuál están juntos hace mucho tiempo, y se da cuenta que la va a peder porque ella le pide todo el tiempo dinero. Entonces, desesperado de amor hace un pacto con el diablo. El diablo le promete 1 millón de dólares si el vive en 5 minutos de tiempo objetivo un a subjetividad que dura 10 años. Este tipo tiene que vivir desde sus 5 años hasta los 15, con la edad mental de la actualidad. El tipo hace el pacto y se vuelve loco. Los niños pueden aguantar las monstruosidades de los padres porque no se dan cuenta o porque se echan la culpa a sí mismo. Pero cuando vos tenés 60 años en la cabeza, en un cuerpo de 5 años, te das cuenta que te están macaneando. Por lo tanto, la furia, la impotencia y el odio son tremendos. Mi personaje cumple el pacto, recibe el dinero y cuando vuelve de comprar cigarrillos le da la mitad del dinero a la mujer y la deja porque se desenamoró. La mina queda helada, no entiende que pasó en esos cinco minutos y no le hace ninguna pregunta. En mi cuento, el protagonista es un tipo profundo cuyo único error es haberse enamorado de la mujer equivocada. En cambio en la película, el tipo es un papanata y un mediocre. Es cambio da muchas oportunidades para demostrar que este tipo que se queja de la falta de oportunidades ahora va a tener de sobra. Este tipo va a perder las tres oportunidades que le da el demonio porque es un infeliz. La película denuncia la mediocridad. Los directores suelen cuestionar en sus obras el plagio intelectual.

_En uno de los avances se puede ver que el protagonista quiere apropiarse de el tema Imagine de Lennon, por ejemplo.

_Sí y de varias cosas más. Este tipo para levantarse una mina le dice que él tiene en mente una película que se va a llamar Tiburón. Este tipo no puede inventar nada sólo copiar.

_ ¿Cómo fue el rodaje del film?

_Yo participé de las escenas en las que estoy. Generalmente, aparezco sentado en una silla, rodeado de libros o se escucha mi voz en off burlándome de Ernestito.

_La película tiene unas locaciones maravillosas.

_ Si, es verdad. La película fue rodada en Marruecos, Paris y en la provincia de Buenos Aires. Cada lugar es el mismo que se sita en el guión. No es joda filmar en Marruecos. Creanme que vale la pena ver esta película. Es un film que no sólo deja pensando sino que también uno puede disfrutar el trabajo de los actores.

_ Este cuento que inspiró la película fue incluido en su último libro, que se presentó hace algunos días en la feria del libro.

_ Si bien no hubo una presentación formal estuve en el stand, en la feria del libro, firmando ejemplares. Mi editor piensa hacer una presentación formal en algunos días. En este libro de cuentos completos se encuentra “El castillo de las secuestraditas”. Ojalá alguna vez entusiasme algún director de cine para llevar esta obra a la pantalla grande. No pierdo las esperanzas de entusiasmar a la dupla Duprat-Cohn. Estoy esperando ofertas. ME vendo al mejor postor (Risas).

_Si no llegaran a ser estos dos cineastas los que se entusiasmen con la idea, con qué director del cine nacional le gustaría trabajar.

_ Yo siempre admiré mucho a Leonardo Favio, pero él hace otras cosas y está un poco grande.